miércoles, 18 de mayo de 2011

LOS TRES CANTEROS

Cuentan que hace mucho tiempo, cuando comenzó a construirse la Mezquita de Córdoba, un hombre, que pasaba por aquella ciudad y motivado por la curiosidad de lo que allí se estaba construyendo, decidió acercarse a las personas que estaban trabajado para preguntarles.

Por entonces la mayoría de los obreros eran canteros que extraían y picaban para dar forma a piedras que posteriormente serían utilizadas en la construcción.

Nuestro hombre se acercó a un primer cantero y le preguntó: Buenos días, ¿qué está usted construyendo en este lugar?

El primer cantero muy enojado y enfadado por la tarea, contestó: ¡¡¡¿Qué qué estoy construyendo?, yo solo sé que trabajo de sol a sol por un poco de comida, que me tienen esclavizado, que este trabajo no hay quien lo aguante y que estoy harto de estar aquí!!!

El hombre quedó muy sorprendido por la actitud de aquel cantero y puesto que no había obtenido la respuesta a su pregunta, decidió acercarse a un segundo cantero:

Buenos días, ¿Qué está usted construyendo en este lugar?

El segundo cantero amablemente contestó: ¿Qué qué estoy haciendo? Pues mire… yo estoy construyendo una piedra. Claro, una piedra con sus medidas exactas a las que me han indicado, pulida y suave. Exactamente lo que me han pedido.

De nuevo, nuestro hombre, aunque esta vez había tenido una respuesta amable, no supo lo que realmente se estaba construyendo en aquel lugar. Por ello, decidió acercarse a un tercer cantero para dirigirse a él de nuevo:

Buenos días, ¿Qué está usted construyendo en este lugar?

El tercer cantero, amable y con una felicidad claramente reflejada en su rostro y en su voz, le contestó: ¿Qué qué estoy haciendo? ¡¡Yo estoy construyendo la Mezquita de Córdoba!!, y seguro que será un lugar, un edificio y un monumento fantástico.

Nuestro hombre por fin obtuvo la respuesta a su curiosidad y fue consciente de lo más importante que había aprendido aquel día:

Los tres canteros hacían exactamente lo mismo, solo era la percepción que tenían de lo que hacían lo que les convertía en personas felices o amargadas, en personas alegres o tristes.

Por lo tanto, debemos elegir qué cantero queremos ser a la hora de afrontar nuestro trabajo, nuestra vida, pues según qué cantero elijamos, seremos personas felices o no.

Bartolomé Calero Rubio
Cantero ¿?

1 comentarios:

Parques y Paseos dijo...

Excelente texto! los felicito por toda la obra, por contárnoslo, por enseñarnos a través de este espacio.
Desde una ciudad pequeñita de la Argentina - Añatuya, Santiago del Estero-, les digo que, en estos lugares del mundo también precisamos aprender y enseñar en valores. Ojalá pudieran "asomarse"en nuestro horizonte!!!!!
DESEO ÉXITOS EN ESTE 2012

CONFERENCIA EDUCATIVA

CONFERENCIA EDUCATIVA
"Manos a la ESCUELA: Antes, durante y después": Conferencia educativa a cargo de D. Bartolomé Calero Rubio, Profesor y Formador en Convivencia y Resolución de Conflictos. Dirigida a familias, profesorado y alumnado, esta ponencia recoge aspectos relacionados con la formación académica y emocional de hijos y alumnos, a lo largo de un antes, un durante y un después de su jornada escolar. Educar es formar personas enseñándoles a desear lo deseable.

Nuestro Lema 2012-13

EL ÉXITO ESTÁ EN TU ESFUERZO

Buscar

Portal de Convivencia

Si no Sumas, Restas

contador de visitas

Seguidores